Juegos y actividades improvisados

Por mucho que nos preparemos las clases, todo profesor que tenga un mínimo de experiencia seguro que se ha encontrado en la situación de llegar a los últimos diez minutos de la clase y tener que improvisar. Ya sea porque no hay tiempo para introducir una nueva actividad, porque han usado todo lo que se había planeado o porque necesiten terminar la clase con algo más divertido o dinámico. Pues bien, aquí dejo algunas de esas actividades rápidas y que no requieren preparación para aquellos que necesiten inspiración. No voy a descubrir América, pero seguro que a alguien le sirve 🙂 ¡o eso espero!

Los dados 

He usado esta actividad un montón de veces y si alguno de mis estudiantes está leyendo este blog seguro que la reconoce. Se trata de usar uno o dos dados para practicar gramática, conectores, vocabulario… en realidad se puede adaptar a lo que se quiera. Por ejemplo, imaginemos que estamos trabajando con el pretérito indefinido. Entonces escribo en la pizarra dos listas numeradas del 1 al 6: en una escribo 6 verbos (ir, tener, viajar, decir, comer, salir) y en la otra 6 pronombres (yo, tú, él, nosotras, vosotros, ellas). El alumno tira los dos dados y tiene que construir una frase con esos elementos en el tiempo verbal que estamos trabajando, de modo que si saca el número 3 + el número 6 tendrían que decir/escribir una frase como: Ellas viajaron a Málaga el verano pasado. Se pueden hacer un montón de variedades, pero siempre funciona. 

Empieza por la letra…

Otro clásico. Imaginemos que estamos trabajando con el tema de la descripción de personas. Decimos una letra y por equipos o por parejas necesitan escribir palabras relacionadas con ese tema. Les podemos dar un tiempo, por ejemplo dos minutos y el grupo que más escriba sería el ganador. Si decimos la letra P podrían decir pelo, perezoso, pelirrojo, pie, paciente…Para hacerlo más difícil se pueden dar categorías y tendrían que escribir una por categoría, por ejemplo: adjetivo físico, adjetivo de personalidad, nombre de persona y profesión. Si digo la letra A podrían decir lo siguiente: alto, antipático, Ana, abogado. Ganaría el equipo más rápido. ¡Ojo! siempre elegid letras fáciles, ya sabemos que hay algunas imposibles…

Palabras y categorías

Esta también la he usado muchas veces. Se trata de poner las palabras que el profesor diga en la categoría correspondiente. Por ejemplo, si estamos con el tema de la comida podemos dividir la pizarra en cuatro categorías (los estudiantes lo copiarían en un papel): fruta-carne-utensilio-acción. Y entonces empezamos a decir palabras que ellos tienen que escribir en la categoría correspondiente: cuchara, manzana, mezclar, pollo, ternera, sartén, servir, piña… así hasta que queramos (yo suelo decir unas 4 palabras por categoría). Esta es una buena manera de repasar vocabulario y también podemos adaptarlo a cualquier tema.

Carreras de frases

Esta actividad se trata de ver quien es más original. Normalmente funciona mejor en pequeños grupos y se trata de construir una frase original con la(s) palabra(s) o expresiones que el profesor diga. Por ejemplo, si estamos con el tema de la ropa, podemos decir: vestido –  fiesta –  feo. Ellos tendrían un minuto para construir una frase creativa y la mejor ganaría. Otra opción sería hacer una pregunta y la mejor respuesta sería la vencedora, por ejemplo para un grupo de principiantes podríamos plantear: ¿dónde está la estación de tren? y los alumnos darían todos los detalles posibles (está en la calle Soria, al lado del supermercado, cerca del parque pero lejos del hospital…). Si los estudiantes son competitivos, esta nunca falla.


Como he dicho, estas actividades son comunes y está claro que no me he inventado nada, pero espero que puedan ayudar a algún profe. Estaré encantada de leer vuestras ideas. 

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *