Las preguntas más repetidas por los estudiantes de ELE

Seguro que muchos profesores de español estarán de acuerdo conmigo en que hay una serie de preguntas que los alumnos repiten constantemente… algunas tienen una respuesta más o menos sencilla, pero otras ¡dan para escribir un libro! Aquí lanzo algunas de ellas ¿las has escuchado antes?
¿Cuánto se tarda en hablar con fluidez? o mejor aún ¿cuántas clases necesito para hablar bien?
Estas suelen aparecer en las primeras clases y por más que las escucho aún no he dado con la respuesta. Siempre les digo lo mismo, ¡depende! ¿depende de qué? responden ellos.  Pues de las horas que dediques a la semana, de tu facilidad para asimilar y recordar información nueva, del contacto que tengas con el idioma en tu día a día,  de tu lengua materna, de tu conocimiento de otros idiomas y de otros tantos factores que pueden afectar a tu proceso de aprendizaje. Creo que esto no tiene que verse como algo con un principio y un final, sino disfrutar el camino y ver que el conocimiento aporta beneficios en cualquier etapa.
¿Por qué habláis tan rápido? ¡No me entero de nada!
Aparentemente hay estudios que corroboran que el español está entre los más rápidos del mundo, parece ser que es debido a la cantidad de sílabas que necesitamos decir para transmitir una información. En este artículo lo explican mucho mejor que yo: El castellano, el idioma más rápido.
Pero como una de mis misiones es motivar y hacer que los estudiantes no decaigan, les explico que hay muchos ritmos diferente, muchos acentos y maneras de hablar y que poco a poco irán comprendiendo más y más. De un par de palabras sueltas, a alguna frase, a la idea general y por último, a comprender el mensaje perfectamente (ojo, que eso no quiere decir que tengan que entender todas y cada una de las palabras). En definitiva, todo es cuestión de tiempo y práctica (y un poco de paciencia).
No conozco a nadie que hable español ¿qué hago para practicar en casa?
A veces, el hecho de tener amigos, familiares o una pareja que hable el idioma puede facilitar el proceso, pero en realidad hay mil y una maneras de practicar por tu cuenta. Mirar pelis o series (esto merece una entrada a parte), consultar el periódico o páginas como practicaespanol donde las noticias están adaptadas a diferentes niveles, leer libros (una idea sería leer aquellos que hayas leído en tu lengua o de los que conozcas la historia), mirar videos de youtube de temas que te interesen (moda, deporte, tatuajes, coches, maquillaje, economía, decoración…las opciones son infinitas), consultar blogs, participar en páginas donde se pongan en contacto estudiantes de diferentes idiomas, asistir a intercambios de idiomas en la ciudad más cercana, escuchar música y leer las letras, ver el fútbol en español, escribir un diario… en fin, hacer cosas que te diviertan y que puedas incorporar a tu rutina. Hoy en día tenemos muchos recursos al alcance de la mano ¿por qué no aprovecharlos?
Hay miles de conjugaciones e irregularidades ¿cómo lo memorizo todo?
Bueno, en primer lugar decir que quizás “memorizar” no sea la palabra adecuada. Cierto es que cuando el alumno se enfrenta a las conjugaciones por primera vez, por lo general intenta retener las terminaciones de modo que las pueda aplicar después… pero llega un momento que es imposible almacenar tanta información. La clave no está en la memoria, sino en el uso. Lee, escribe, escucha, habla, canta… y llegará el día en que no tengas que repasar las conjugaciones a modo de tabla de multiplicar cuando quieras construir una frase.
¿Subjuntivo? ¿Qué es eso?
Ojalá la respuesta fuera tan fácil como la pregunta.
En primer lugar, creo que para adentrarse en este mundo, el estudiante necesita cierto nivel y comprender cómo funciona la gramática española (antes de correr, aprende a caminar). Una vez preparados, hay que ver este tema como algo que va a sumar, no como un problema. El subjuntivo es un modo que da riqueza y corrección a las frases, pero que el hecho de no usarlo no impide la comunicación. He conocido a muchos estudiantes que podían tener una conversación muy buena sin usarlo, de hecho, yo misma no he usado subjuntivos en este párrafo ¿a que no?.
Obviamente, no quiero decir que no necesitemos el subjuntivo, porque estaría mintiendo, sino que como profesores tenemos que introducir este tema como una herramienta más del idioma que los estudiantes irán incorporando poco a poco en sus conversaciones. Empezarán con expresiones concretas como deseos, después continuarán con frases impersonales o dudas y cuando se quieran dar cuenta, será algo natural (o casi natural) para ellos.
Estas, entre otras, son algunas de las preguntas que más he escuchado en mis clases ¿soy la única? ¿qué otras cuestiones se repiten en vuestras clases de español?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *